Unas gafas nuevas para observar la realidad

24Abr13

Estimados compañeros:

Hoy es un día como otro cualquiera. Al margen de consideraciones de detalle, me he levantado de igual forma, con las pilas bien cargadas porque tenía ciertos planes que me llenaban de energía.

He ido a ver a mi amiga Eva que tiene un taller de alta costura a medida, con el firme propósito de que entre ambas encajáramos un diseño de un vestido que me ilusiona enormemente estrenar en mi 40 cumpleaños, intrascendente para algunos, para mi ilusionante.

Llego apenas 5 minutos antes de la hora prevista y Eva está ocupada con una conversación privada que no me parece que debamos compartir, así que decido esperar fuera, al solecito de este día tan luminoso que hoy nos han regalado, y me doy cuenta de que justo enfrente hay una pequeña puertecita con un cartel de Cáritas y una cola de personas esperando.

Caritas

Personas jóvenes, no tan jóvenes, con rasgos extranjeros, españoles, personas de raza blanca, negra, una pequeña mezcla de lo que veríamos pasar si nos sentamos un rato en cualquier calle de Madrid.

Mientras yo observo, aparece una mujer joven, guapa, tan bien o mal vestida como yo voy cada día, sosteniendo a un bebé de pocos meses en sus brazos y de la manita de un niño de 4 añitos. Al lado caminaba su papá, con no peor aspecto que la madre y un par de enormes bolsas dobladas bajo el brazo. Juntos han caminado por la calle hasta llegar a la pequeña puerta y se han colocado en la fila a la espera de su turno.

Al verles así, tan reales, tan de cerca, la carita de ese niño que ya sabe y entiende  de casi todas las cosas, un escalofrío enorme me ha recorrido el cuerpo, y me he dado inmediatamente cuenta de que aunque recientemente me han hecho gafas nuevas, no eran las adecuadas para observar  la realidad y lo importante que es tener la graduación exacta que te permita ver  las cosas: todas, las pequeñas y las grandes y con toda la gama de colores para no perderte nada, porque todo es importante.

Un enorme sentimiento de  tristeza y a su vez de profundo agradecimiento a la vida me ha invadido. Ella podía ser yo y yo podría ser ella…y mis hijitas como ese precioso niño que cuando crezca recordará el paseo de los miércoles con sus padres al comedor social de Cáritas.

Así  parece ser la realidad! Mucho más amplia de lo que mis gafas me permitían ver hasta hoy, y me he hecho una firme promesa: mañana mismo voy al médico y que me revisen de nuevo mis gafas.

Anuncios


19 Responses to “Unas gafas nuevas para observar la realidad”

  1. Que estremecedora es a veces la realidad que nos rodea, lo importante es verlo, porque la vida nos hace ver estas cosas ya como cotidianas y no nos damos cuenta de la suerte que tenemos! Me ha gustado mucho tu post! Siempre me atrae mucho la parte humana de las cosas!
    Gracias por recordarnoslo!
    Un abrazo!
    Dyana

    • La parte humana es la más grande Diana. Me parece preciosa la historia de cada uno, llenos de contenidos y matices… estaría una vida explorando esos territorios. Gracias por tu comentario

  2. Yo siempre digo que vivimos sin darnos cuenta en nuestra burbujita, metidos en la rutina de nuestro día a día no nos damos cuenta muchas veces de lo que a nuestro alrededor está sucediendo. Por eso a veces es bueno salir de esa burbuja y dar un simple paseo por cualquier calle de Madrid.Se te desempañan las gafas y aprecias cada cosa que tienes, porque hay que ser consciente de que hoy estás arriba y mañana puedes no estarlo. Me ha gustado mucho Montse, llega dentro.

  3. 5 fernandorubioahumada

    muy bien, hace falta también reflejar la realidad, no debemos perder la sensibilidad. Un saludo

  4. Gracias por tu comentario Fer. Vital para mi el mundo de las personas, cada día más! Un precioso proceso de aprendizaje y crecimiento. Pidamos nuevas gafas para todos!

  5. Desgarrador y muy profundo. Defiendo al 100% este tipo de entradas en los blogs. Enhorabuena

  6. 9 joffre

    Me ha gustado mucho tu sensibilidad y tu reflexión 🙂

  7. Me has emocionado Montse! Me alegra saber que, por desgracia, cada día somos más los que estamos concienciados con la realidad social. Es la vida offline, a la que tú con tu post, la has llevado a la vida online.

  8. 13 Reyes

    Me ha gustado mucho tu post y el modo en el que has abordado la situación por la que lamentablemente, muchísimas personas están pasando y de la que efectivamente, ninguno estamos libre. Seguro que conocéis a personas que en su deseo de ayudar a los mas desfavorecidos viajan miles de kilómetros para asistir en alguna causa. Aún siendo algo muy loable, pienso que quizá deberían ponerse unas gafas nuevas y mirar alrededor…
    Gracias por compartir tu sentimiento

    • Gafas subvencionadas para todos sería una muy buena receta para mejorar en algo el mundo. Gracias Reyes por tu comentario

  9. Me ha encantado Montse, que gran verdad!. Estas reflexiones, en cualquier momento, en cualquier lugar… nos hacen darnos cuenta de la fina línea que existe entre un lado y otro de la realidad. Enhorabuena!

  10. Detrás de esas lentes, Montse, veo que escondes un alma sensible y solidario. En estos tiempos en los que las noticias más escalofriantes ya no nos impresionan, se agradece que todavía alguien se pare a observar a otros y reflexione y analice. Y sobre todo, empatice.

  11. Pidamos gafas para todos!

  12. Yo también quiero otras gafas. Está visto que los humanos no aprendemos sino sufrimos las cosas en carne propia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: